Celebración del Día Nacional de la Biblia

0
123

Cristianos de distintos lugares, edades y confesiones se acercaron el jueves 15 por la tarde al edificio de la Cancillería de la Nación en la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de celebrar el Día Nacional de la Biblia.

El evento, que se realizó bajo el lema “La Biblia en el Bicentenario: Su influencia, vigencia y proyección”, fue organizado por Sociedad Bíblica Argentina y la Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (CEICA). Participaron del acto autoridades nacionales, provinciales y de la Ciudad, como el subsecretario de Culto de la Nación, el embajador Alfredo Abriani, quien dio unas palabras de bienvenida.
Al comenzar el encuentro el coro del Seminario Internacional Teológico Bautista (SITB) interpretó el Himno Nacional y las canciones “Oro, incienso y mirra” y “El cielo canta alegría”. Luego dio unas palabras de apertura el obispo Frank de Nully Brown de la Iglesia Metodista, presidente de CEICA.

Después de la proyección de un video que resumía la presencia de la Biblia en la historia, se presentaron las conclusiones del trabajo de investigación “El rol y la influencia de la Biblia en la cultura argentina”, desarrollado por docentes y alumnos del SITB.
El orador central fue el pastor Salvador Dellutri, quien realizó un análisis sobre el lugar de la Biblia en la sociedad. Luego, Raúl Scialabba, presidente de la Sociedad Bíblica Argentina, leyó el documento “La Biblia en el Bicentenario de la Patria” en el que las distintas iglesias y organizaciones cristianas que pertenecen a la CEICA sostienen que el texto bíblico es la fuente suprema de fe y conducta y se comprometen a fomentar la lectura pública y privada de la Biblia y a seguir trabajando para que esté disponible para cada habitante del suelo argentino.

Las palabras finales estuvieron a cargo de monseñor Gustavo Help, obispo de la Diócesis de Venado Tuerto de la Iglesia Católica. El acto concluyó con el himno “la bendición”, interpretado también por el coro que dirige Constanza Bongarrá.

Al finalizar, los asistentes pudieron apreciar una exhibición que contenía Biblias históricas, traducciones a las lenguas de los pueblos originarios y el nuevo lanzamiento de Sociedad Bíblica Argentina, la Biblia con notas sobre la presencia del texto bíblico en la historia y cultura de nuestro país.

“Es un evento sumamente importante porque fue una convocatoria de las distintas confesiones cristianas. En medio de las diferencias que podemos tener entre las distintas tradiciones, tiene mucho valor que todos deseemos darle centralidad a la Biblia. Este acto es un testimonio y una declaración de que a 200 años de la fundación de nuestro país necesitamos volver a la Palabra de Dios”, celebró Ruben Del Ré, director general de la Sociedad Bíblica Argentina.