Un hallazgo arqueológico corrobora un pasaje bíblico

0
115

En la Ciudad de David, en Israel, un grupo de arqueólogos ha comprobado un hecho que ocurrió hace 2.600 y es relatado en un pasaje bíblico. El texto está en Jeremías 52:12-14 y da cuenta de la quema de Jerusalén:

12Nebuzaradán, comandante de la guardia personal del rey y general del ejército de Babilonia, llegó a Jerusalén el día diez del mes de Ab, del año diecinueve del reinado de Nabucodonosor. 13 Nebuzaradán incendió el templo de Dios, el palacio del rey y todas las casas de Jerusalén, en especial las de los líderes más importantes. 14 Luego, los soldados babilonios derribaron todas las murallas que rodeaban a la ciudad de Jerusalén.

En ese lugar histórico, los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel excavaron y encontraron objetos milenarios que datan de esa fecha y que, como indica la Biblia, estaban quemados. Los arqueólogos hallaron huesos, semillas de uva, madera y cerámica cubiertos por capas de cenizas.

El descubrimiento, aseguran los científicos, confirma la referencia sobre el gran incendio de Jerusalén y la captura de la ciudad por parte de los babilonios.

Los arqueólogos estaban buscando bajo capas de roca en el área oriental de la Ciudad de David cuando encontraron los artefactos. Entre los restos quemados encontrados había frascos de almacenamiento, muchos tenían sellos que fueron la evidencia que llevó a los investigadores a determinar la fecha de los artefactos.

“Estos sellos son característicos del final del período del Primer Templo y fueron usados para el sistema administrativo que se desarrolló hacia el final de la dinastía de Judea”, señaló Ortal Chalaf, co-director del organismo.