Acompañamos la inauguración del monumento a la Biblia en San Isidro

El Municipio de San Isidro, en la zona norte del Gran Buenos Aires, inauguró el sábado 28 de septiembre el monumento En la Tierra como en el Cielo en la plazoleta de Diego Carman y Av. de la Unidad Nacional, en Martínez, ahora también bautizada como Plazoleta de la Biblia. La escultura, realizado por Fausto Amadeo, representa un libro abierto sobre un pedestal, tiene forma de cruz y está completamente revestido en espejo. La escultura mide 1,6 metros de alto y 1 metros de ancho.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, presidió el evento al que asistieron un centenar de vecinos emocionados. Ruben Del Ré, director general de la Sociedad Bíblica Argentina, y Raúl Scialabba, presidente de la organización, estuvieron presentes en el acto y compartieron unas palabras con los asistentes.

Ruben Del Ré expresó: “Los monumentos son un testimonio que tienen el propósito de hacernos pensar. En este día deberíamos considerar dos facetas de la Biblia: por un lado, la trascendencia de su impacto y, por el otro, el poder de su mensaje”. Luego de enumerar algunos de los aportes de la Biblia en la sociedad y la cultura, llamó a reflexionar sobre la vigencia de su mensaje: “La profundidad de los cambios que necesitamos los argentinos va más allá de la política y la economía. Necesitamos una profunda y verdadera conversión y esa conversión la produce la Palabra de Dios.”

“¿Qué deberíamos pensar cuando pasamos por esta plaza, cuando nos pregunten nuestros hijos por este monumento? El testimonio es este: Dios nos ha hablado y ha decidido que sus Palabras queden registradas en un libro. Que el Señor nos ayude a vivir a la luz de Su Palabra”, concluyó Del Ré.

La subsecretaria general de Cultura, Eleonora Jaureguiberry, remarcó : “La escultura es una clara metáfora de lo que significa la Biblia para los creyentes: una guía para iluminar el alma con la palabra”.

Por su parte, Raúl Sialabba, afirmó: “Lo de hoy es algo muy significativo para todos, y especialmente para nosotros que tenemos la tarea de la difusión de la Biblia en el país. Algo así nos alienta mucho a seguir adelante. Agradecemos al Municipio por la decisión”.